Fotograma
Películas de libros y libros de películas
por Joaquín Balancan Aguirre

29 de abril de 2020

En estos tiempos de cuarentena, en donde los pasatiempos y formas de entretenimiento son más importantes que nunca, la recomendación de un libro y una película siempre se agradece. Por ello, aprovecho el espacio de CINEMATÓGRAFO y conjugaré dos de mis pasiones y les recomendaré películas que fueron adaptadas de libros. No son las mejores, tampoco son las peores. La lista sólo tiene la intención de provocar.

La joven de la perla (Peter Webber, 2003)

Esta cinta, basada en el libro homónimo de la escritora americana Tracy Chevalier, cuenta la historia de Griet, una chica holandesa del siglo XVII que, ante la pobreza de su familia, debe emplearse como sirvienta en una casa. Por azar del destino acaba trabajando en la casa del pintor Johannes Vermeer, quien descubre en ella la sensibilidad y talento para asistirle en su trabajo; así, se convierte en su modelo para la célebre pintura del mismo nombre que la novela.

 

Nos encontramos ante una gran historia, que logra imbuir al lector o lectora en la Holanda de aquella época y de transmitirnos las emociones de Griet por el arte. La cinta es un regalo visual, que no desmerece la narración vibrante de Chevalier. Actúan Colin Firth y una joven Scarlett Johansson.

Pantaleón y las visitadoras (Francisco José Lombardi, 2000))

Esta novela del escritor peruano Mario Vargas Llosa, ha sido llevada a la pantalla grande en dos ocasiones: la primera en 1975 con el autor como codirector a lado del cineasta español José María Gutiérrez Santos; y a inicios del siglo XXI a cargo del director peruano Francisco Lombardi; ésta última supera, sin dudas, la primera adaptación. La película cuenta la aventura del capitán Pantaleón Pantoja que pone en funcionamiento un servicio de visitadoras (prostitutas) para los elementos del ejército apostados en la Amazonia peruana.

 

En la adaptación de Lombardi destacan las actuaciones de la actriz Angie Cepeda y de Salvador del Solar. Estuvo nominada a los Premios Goya como mejor película extranjera de habla hispana.No sobra decir que, en palabras de Vargas Llosa, esta novela representó el ingreso del humor a su obra; y, en este sentido, el guion —a cargo de Giovanna Pollarolo y Enrique Moncloa— rescata aquellos elementos chuscos de la novela.

Arráncame la vida (Roberto Sneider, 2008) 

Esta cinta mexicana se basa en la novela homónima de Ángeles Mastretta, que narra la historia de Catalina, una chica poblana que se casa con Andrés Ascencio, un general victorioso de la Revolución mexicana —que al igual que muchos militares incursiona en la política en las décadas posteriores a la lucha armada. Sin embargo, la diferencia de edad e ideales, hacen que Catalina se enamore de Carlos Vives, un joven director de orquesta, y el matrimonio con el general naufraga.

 

En este sentido, la cinta recrea maravillosamente el México posrevolucionario, así como a los personajes detallados por Mastretta en la novela. En otras palabras, la cinta es una adaptación muy respetable, en buena medida por el trabajo de guion del mismo director y de las actuaciones de Ana Claudia Talancón, Daniel Giménez Cacho y José María de Tavira.

El coronel no tiene quien le escriba (Arturo Ripstein, 1999) 

Publicada en 1961, es una de las novelas más entrañables del nobel colombiano Gabriel García Márquez. La adaptación cinematográfica es de 1999 y fue dirigida por el director mexicano Arturo Ripstein con guion de Paz Alicia Garciadiego. La historia narra la vida de un coronel retirado que espera una comunicación del ejercito que anuncie su pensión. En esta espera de quince años, su vida se va haciendo cada vez más precaria y toma tintes de tragedia cuando pierde a su hijo.

 

Sólo queda como recuerdo un gallo de peleas y un predicamento: alimentarlo, venderlo o comérselo y compartirlo con su esposa. La cinta retrata la sordidez relatada en la novela. Además, considero que estamos ante una de las adaptaciones mejor logradas del cine latinoamericano. La película contó con las actuaciones de Fernando Lujan, Marisa Paredes y Salma Hayek.

Alta fidelidad (Stephen Frears, 2000) 

Este filme se basa en el libro del escritor británico Nick Hornby que cuenta la historia de Rob, melómano, dueño de una tienda de discos de vinil, que atraviesa por una crisis amorosa: Laura, su novia, decide separarse de él. A partir de ahí, Rob emprende una recapitulación de sus otras relaciones y de sus aciertos y errores; aderezado por muchos datos musicales, música y más música.

 

A pesar de ello, la película no profundiza la pasión por la música; y se concentra, por el contrario, en los monólogos de Rob, interpretado por John Cusack. Esta aproximación muestra a un personaje mucho más esnob que en la novela. La cinta fue considerada para los Premios BAFTA y del Sindicato de Guionistas como mejor guion adaptado.

El autor es politólogo por la UNAM. Colaborador y amigo de CINEMATÓGRAFO. También ha escrito en el blog de cultura de Nexos.

  • Facebook Black Round
  • Twitter Black Round
  • Instagram - Black Circle

Puede suspender la suscripción en cualquier momento en contacto@cinematografo.mx

 

Con excepción de los escritos del equipo editorial, las opiniones en los textos son responsabilidad de los autores y no representan el punto de vista de CINEMATÓGRAFO.

CINEMATÓGRAFO. 2017-2020.

Este sitio fue elaborado de acuerdo con las disposiciones del Art. 148, fracción III, de la Ley Federal del Derecho de Autor de los Estados Unidos Mexicanos. Sin embargo, si usted considera que su trabajo está protegido por derechos de autor y es accesible en este sitio, y constituye una violación a las disposiciones legales o a sus derechos, notifíquenos y lo retiraremos a la brevedad. Puede escribirnos por correo electrónico a contacto@cinematografo.mx o en nuestras redes sociales, por mensaje directo, vía Facebook, Twitter e Instagram.