Recomendación
master and commander (2003) de Peter Weir

Año: 2003

Dirección: Peter Weir

Guión: Peter Weir y John Collee

   

Fotografía: Russell Boyd

Elenco: Russell Crowe, Paul Bettany.

​Música: Iva Davies, Christopher Gordon, Richard Tognetti

18 de febrero de 2021

por Pablo Andrade

Master and Commander: The Far Side of The World es una épica cinematográfica que fue poco valorada en el momento de su estreno en el año 2003, acaso por enfrentarse a las aventuras del capitán Jack Sparrow en la saga Piratas del Caribe (The Curse of the Black Pearl, Gore Verbinski, 2003) y al fenómeno de El señor de los anillos (The Return of the King, Peter Jackson, 2003). Sin embargo ha sido el tiempo el que ha reforzado la posición de la cinta de Peter Weir como una verdadera obra maestra del cine de época y probablemente una de las últimas obras verdaderamente heroicas del cine contemporáneo.

Russell Crowe destaca como el capitán Jack Aubrey, un papel estupendo que confirmó al actor neozelandés como uno de los mejores interpretes dramáticos de su generación. Crowe no solamente es heroico, apabullante y magnético, sino que transmite perfectamente la mentalidad un capitán británico decimonónico al frente de un buque militar durante las guerras napoleónicas. Por su parte, Paul Bettany está fantástico en su papel como el médico de abordo Stephen Maturin, mejor amigo de Aubrey y la voz más sensata en el entorno del capitán. Maturin es todo un homenaje a la figura del naturalista Charles Darwin y su química con el personaje de Crowe eleva la película a un nivel todavía más alto.

Recientemente un usuario de Twitter dijo que Master and Commander era “la cura contra el insomnio”, Crowe le dio una réplica en la que dijo que Peter Weir había hecho una película rigurosa, detallista y épica. El actor ganador del Oscar por Gladiator (Ridley Scott, 2000) tiene razón: Weir hizo un filme casi etnográfico que nos transporta directamente a las entrañas de un barco británico del siglo XIX en medio de una misión de persecución de un buque francés. Una cinta apasionante, perdurable y que constituye uno de los últimos exponentes de un tipo de cine que parece no hacerse más. 

El autor forma parte del equipo editorial de CINEMATÓGRAFO.